BRIDGING CULTURES NATIONWIDE THROUGH LANGUAGES

Hogueras de San Juan / Midsummer fires

san-juan

¡Ya estamos aquí otra vez!

Y para hablaros ni más ni menos que de la velada más especial del año:  la noche de San Juan,  madrugada del 23 de Junio.

Seguro que a todos nos fascina esta noche mágica en la que encendemos hogueras (tradicionalmente para darle más fuerza al sol) y nos reunimos con los amigos festejando el incio del verano, hecho que se celebra en casi todo el hermisferio norte y que inunda las calles de luz y color.

En Barcelona la fiesta se traslada a la costa.  Al igual que en la mayoría de las ciudades mediteráneas, los catalanes se van agrupando en círculos por las playas y ya desde bien entrada la tarde hasta altas horas de la madrugada disfrutan de unas horas repletas  de risas, bocadillos, refrescos, verbenas y petardos. Hay altavoces por todas partes que animan la fiesta con música divertida y estival, y las familias y amigos se liberan de tensiones y preocupaciones dedicándose exclusivamente a disfrutar la noche al máximo.

En San Juan, el fuego y el agua son los protagonistas estelares de la noche… junto con las tradiciones que nos hacen quemar papelitos en el fuego, mojarnos la nuca en la orilla cuando el reloj marca las doce en punto o saltar las hogueras con los ojos cerrados.

Lo importante es no perder la ilusión y seguir sintiendo la magia de las tradiciones que conocimos siendo niños, cuando cada noche del 23 de Junio nos sentábamos en la arena a contemplar las estrellas oliendo a pólvora y a brisa marina… y hacíamos planes para las vacaciones sin poder evitar una enorme sonrisa en los labios.

Here we are again!

And we’re here to talk about the most special evening of the year: Midsummer night’s eve, the 23rd of June.

I’m sure we’re all fascinated by this magic night when we make bonfires (traditionally to give more power to the sun) and  meet  friends to celebrate the summer’s beginning, an event celebrated in most of the Northern Hemisphere which floods the streets with colour and light.

In Barcelona, the party moves to the coast. As in most Mediterranean cities, the Catalans gather together making circles at the beach from the afternoon until  dawn, and they enjoy  hours full of smiles, sandwiches, drinks, verbenas and fireworks. There are huge speakers everywhere that liven up the party with funny-summery music, and  families and friends free themselves from stress and worries and just enjoy the night.

During Midsummer, fire and water are the big stars, together with those traditions that make us burn little pieces of paper, wet our neck at the seashore when the clock strikes midnight or jump over the fires with our eyes closed.

The most important thing is to keep believing in that magic of the traditions we learnt when we were kids, when each Midsummer we would lie in the sand, watching the stars, smelling the gunpowder and the sea breeze…   when we couldn’t help smiling making plans for our next holidays.

¿Te gusta ésto? Compártelo:
Responder